logo
El tiempo nos dió la experiencia. La experiencia, la calidad. Y nuestra responsabilidad, la garantía...

contactenos
CONTACTO

INSTRUCCIONES PARA EL USO DE LAS INCUBADORAS MARTINEZ

INCUBACIÓN ARTIFICIAL

Conocido es el hecho que la incubación artificial de los huevos de aves permite la obtención de un número mayor de aves nacidas muy superior al que pueden obtenerse naturalmente, asimismo, la instancia de prescindir de los ciclos de cloquera determinados por las aptitudes de la madre, y de las condiciones ambientales, conducen a un aumento de la eficiencia en la producción. Las incubadoras modernas funcionan a gas o corriente eléctrica, siendo estas últimas las más utilizadas, actualmente existen equipos manuales y automáticos. Los modelos más pequeños son de 50 huevos de gallina, donde las incubadoras nuestras poseen reguladores electrónicos los que las hacen más confiables y seguras. Si la incubación artificial tan sencilla, porque se producen tantos problemas, quien es el responsable del fracaso de la incubación? Se ha comprobado que en casi todos los casos el error se produce en la operatividad, es importante destacar que el éxito de una incubación esta influenciado por múltiples factores que dependen del proceso artificial, pero también del cúmulo de caracteres del huevo, donde intervienen causas genéticas, sanitarias y de manejo, sean propias o de los planteles de los cuales provienen.


SELECCIÓN Y CONSERVACIÓN DEL HUEVO A INCUBAR

Un mal manejo del huevo desde que es puesto hasta que es colocado en la incubadora puede ser otra causante de muerte embrionaria. Para lograr el mayor porcentaje de nacimientos, es conveniente el descarte de huevos defectuosos, deteriorados, arrugados, o ásperos, sucios, manchados doble yema y huevos chicos o muy grandes. Lo más recomendable es recoger los huevos de 3 a 4 veces al día en invierno y de 5 a 6 veces en verano, si las gallinas ponen huevos a última hora de la tarde es conveniente retirarlos ese mismo día, de esta manera evitamos ruptura de huevos en los nidos y mantendremos una mejor sanidad. La conservación de los huevos a incubar es muy importante, se deberán almacenar a una temperatura entre los 16º a 18º C durante no más de 10 días en invierno o 7 días en verano, los huevos almacenados más de 10 días, ya comienzan a perder fertilizad. Los huevos de gallinas jóvenes, se pondrán conservar más tiempo que los de gallinas viejas, debiendo los huevos de estas últimas incubarse lo más pronto posible. La posición debe ser con el extremo mayor hacia arriba, los huevos se colocan en un maple y se eleva en un extremo con un taco de madera, o algo similar a 45º, mas tarde se hace lo mismo pero en el extremo opuesto, de esta manera habrá rotado los 90º, este procedimiento debe hacerse una o dos veces por día.


COLOCACIÓN DE LOS HUEVOS EN LA INCUBADORA

Teniendo todo dispuesto, preparamos la incubadora con 24 horas de anticipación, previamente realizamos una rigurosa limpieza y desinfección, ya que la temperatura de incubación es un precioso caldo de cultivo, ideal para que el desarrollo de las bacterias, y se controla la perfecta regulación de la temperatura. La temperatura óptima a la que se deberá incubar es, en una incubadora de aire forzado debe variar entre 37º y 37,5º C y 38,5º a 39º C en las incubadoras horizontales. La humedad es muy importante ya que es la interviene en la movilización del calcio de la cáscara al embrión, si la humedad es baja se incrementa la evaporación del huevo y el pollito que nace (si nace) tendrá un tamaño inferior al normal, lo mismo si existe una elevada humedad se reduce la evaporación y obtendremos un pollito de mayor tamaño, mojado, con ombligo mal cicatrizado, etc. y de tan baja calidad como en el caso anterior. La humedad estaría en 50/60 % en incubación y 70/75 % en la nacedora, se puede medir con higrómetros (Es conveniente verificar regularmente su buen estado y conservación). En las incubadoras más pequeñas o sea las horizontales no es necesario la utilización de los higrómetros, pues con la bandeja de agua que poseen es suficiente, algunos aconsejan rociarlos muy suavemente, especialmente los últimos tres días. La ventilación es también muy importante en el proceso de incubación pues permite proporcionar el oxigeno necesario y eliminar el exceso de dióxido de carbono en proporción adecuada. En las de aire forzado el mismo forzador permite la renovación del aire, en las horizontales se regula mediante un orificio en la tapa de la incubadora. En las incubadoras verticales los huevos se colocan con el extremo mayor hacia arriba y en las horizontales los huevos se colocan horizontales.


VOLTEO DE LOS HUEVOS

El volteo de los huevos se hace para evitar que el embrión pueda adherirse a la cáscara, este volteo favorece un calentamiento uniforme en las incubadoras tipo horizontal.

El volteo no es necesario durante los últimos tres días, en las manuales se efectúa de dos a cinco veces al día, es importante que se voltee un numero impar, para evitar que durante la noche queden sobre el mismo lado.

Para estar seguro de que el huevo fue volteado se los marcara con un lápiz de un lado con una cruz y del lado opuesto con una rayita.

El volteo de las incubadoras horizontales es casi siempre manual, uno por uno o mediante una rejilla con la cual al desplazarla giran todos los huevos a la vez.

En las verticales el movimiento se realiza automáticamente, cada una hora o cada tres horas, el volteo se lleva a cabo inclinando las bandejas de 40 a 45º.


RETIRO DE LOS POLLITOS

Los pollitos podrán permanecer dentro de la incubadora hasta dos días desde su nacimiento, pudiéndolos retirar cuando están completamente secos.

En la criadora se les dará agua muy tibia evitando así la deshidratación del pollito


CAUSAS DE MORTALIDAD, FACTORES Y MEDIDAS CORRECTIVAS

 

CAUSA

FACTORES

MEDIDAS CORRECTIVAS

Huevos claros sin anillo de sangre, sin fecundar

 

a) Huevos tenidos bajo inadecuadas condiciones de temperatura y humedad

b) Desnutrición en los reproductores

 

a) Chequear temperatura y humedad.

b) Corregir la alimentación

2) Huevos claros, pero con anillos de sangre (señales de desarrollo embrionario)

 

a) Temperatura de incubación demasiado alta.

b) Huevos mal conservados por mantenerlos a temperaturas superiores a 20º C antes de la incubación

 

a) Chequear termómetros.

b) Proteger los huevos contra enfriamientos o contra temperaturas superiores a los 15º C

3) Muchos embriones muertos

 

a) Temperatura muy elevada en la incubadora.

b) Inadecuado volteo de los huevos.

c) Alta humedad o baja temperatura en incubación.

d) Exceso de temperatura en los primeros días de incubación

 

a) Chequear la temperatura que opera la incubadora sea la conveniente.

b) Voltear los huevos a intervalos regulares durante el día.

c) Controlar

d) Controlar la temperatura

4) Embrión bien terminado, pero muerto sin picar.

 

a) Humedad alta durante la incubación.

b) Elevación brusca de temperatura previo al nacimiento.

c) Pullorosis en reproductoras

 

a) Controlar la humedad.

b) Controlar el regulador

c) Vacunar las reproductoras

5) Huevo picado, pero el BB muerto en la cáscara.

 

a) Baja humedad es la causa más frecuente.

b) Exceso de temperatura por breve período.

c) Baja temperatura.

d) Ventilación inadecuada

 

a) Mantener el promedio de la humedad durante la incubación.

b) Controlar termómetro y regulador.

c) Igual que (b).

d) Revisar ventilación

6) Nacimientos irregulares, unos nacen antes que otros.

a) Mal manejo del huevo a incubar.

b) Inadecuada temperatura de incubación.

 

a) Recolección de los huevos 3 a 4 veces por día y conservar correctamente.

b) Controlar la temperatura y rotar los huevos dentro de la bandeja

 




Villegas 765 - Remedios de Escalada - (1826) - Bs. As. - Argentina / 054-011-4248-2484 - Celular 011 - 15-5997-6706 -
15-5162-9554
info@incubadorasmartinez.com.ar